Los últimos billetes a octavos se reparten en dos sets

En el turno de tarde de la segunda jornada de dieciseisavos del Hungarian Open las parejas que pasaron a octavos fueron: Sánchez-De Pascual, Miguel y Nuno Deus y Domínguez-Pérez.

 

Sánchez-De Pascual no fallan

 

Maxi Sánchez y Juan Ignacio De Pascual ganaron a Pedro Castañeyra y Ramiro Valenzuela por 7/6 6/2.

 

Empezaron con todo los jóvenes Castañeyra-Valenzuela que sorprendieron con mucha seguridad al remate y rompieron nada más arrancar.

Con 2-1 arriba consiguieron recuperarse del break Juani y Maxi. Pero el paraguayo y el argentino no bajaron los brazos.

En el octavo juego, en el punto de oro rompieron 5-3 y tuvieron oportunidad de cerrar el set con su servicio. Pero llegó el contrabreak, la máxima igualdad y el tie break.

 

Con algo más confianza en el lado de Maxi y Juani en los momentos clave, se lo llevaron los argentinos.

 

En el segundo set continuó la igualdad hasta el sexto juego donde rompieron Juani y Maxi.

Con ventaja de 5-2 en el marcador y al resto, aprovecharon 4 bolas de partido para lograr el billete a los octavos del Hungarian Open en una hora y media de partido.

Sus rivales serán Miguel y Nuno Deus.

 

Los hermanos portugueses continúan a por todas

 

Miguel y Nuno Deus siguen por el camino de las buenas sensaciones tras ganar por 7/6 6/1 a Lucas Cunha Joao Pedro Flores.

 

En los primeros compases de juego, ninguna de las dos parejas dominó con autoridad.

Hasta el noveno juego donde llegaron las primeras bolas de break para Da Cunha-Flores. Con un 15-40 que los puso 5-4 arriba y sirvieron para cerrar el set.

Pero en el punto de oro los hermanos Deus volvieron a poner el 5 iguales en el marcador.

 

No cerrar aquí el set sentenció a los brasileños porque en el tie break supieron resolver mejor los portugueses con muchos más puntos ganadores.

 

En el segundo set, los hermanos rompieron los dos primeros servicios de manera consecutiva para poner el 4-0 en el marcador. Los brasileños no encontraron el modo de meterse en el partido. No tuvieron su día y en el 5-1 en el marcador al resto, en el punto de oro, los Deus continuaron su racha ganadora demostrando que siguen a un altísimo nivel.

 

La nueva dupla Domínguez-Pérez se estrena con victoria

 

Facundo Domínguez y Javier Pérez Morillas consiguen sus primeros octavos como pareja en el Hungarian Open tras dejar por el camino a Santi Rolla y Matías Almada por 6/3 6/4.

 

Prometía ser el encuentro más disputado de la tarde, pero el marplatense y el sevillano se compenetraron muy bien en la pista del Club Bravos.

En el sexto juego rompieron el servicio de Almada en el punto de oro, y con su saque pusieron el 4-3 en el marcador.

Los argentinos no pudieron defenderse del ataque, y en el 5-3 con muchísima decisión cerraron el set.

 

En el segundo set Almada Rolla parecieron meterse más en el partido. Y a pesar de empezar 2-0 abajo supieron recuperar la desventaja. Pero poco les duró la fiesta, en el siguiente juego el español y el argentino respondieron con un contrabreak. Siempre tuvieron un extra de confianza en los momentos clave. Y en el 5-4 con su saque consiguieron el billete a los octavos.  Llegan con confianza para medirse a Chiostri-Alfonso, que necesitan recuperar las malas sensaciones tras volver a quedarse con la miel en los labios sin el título de campeones.

 

La jornada de octavos dará comienzo este jueves a las 9:00 hora local, con el enfrentamiento entre Luque-González contra Restivo-Ramos en la pista central del Club Bravos Padel y se verá en directo desde el streaming de APT.