Estreno soñado para Aguirre-Allemandi

Aguirre-Allemandi consiguen su primer título del año tras proclamarse campeones del Oeiras Open ante a la pareja dos, Chiostri-Alfonso por 6/4 6/2 en poco más de una hora.

 

Tito y Tolito pusieron el broche de oro a una semana redonda en su debut como pareja, donde han demostrado que serán una de más duras a abatir en lo que resta de temporada.  

Lo comprobaron los cabezas de serie dos que se quedan por tercera vez como finalistas. Aún no han levantado título este año y en esta ocasión sin duda duele el doble. Defendían la condición de favoritos ante la ausencia de los Nº1 y querían y necesitaban recortar distancia en el ranking.

 

La nueva pareja arrancó prendida, rompiendo los dos primeros saques de Chiostri-Alfonso. La magia de Tolito apareció pronto y se pusieron 4-0 arriba.  Pintaban mal las cosas para los cabeza de serie 2, aunque en el 5-1 el set tuvo un punto de inflexión.

Con 5-2 Tolito sirvió para cerrar la primera manga, y vió cómo llegaron a tiempo Fede y Gonza para encadenar 4 juegos consecutivos.   

 

Allemandi pidió tranquilidad en el banquillo a su nuevo compañero, y en el décimo juego no hubo más fallo y pudieron cerrar el set.  

 

Se les había escapado por poco a Chiostri-Alfonso, y al tratarse de una pareja acostumbrada a ganar aunque sea con mucho sufrimiento, todo hacía indicar que habría dura batalla.

Pero en el primer servicio de Chiostri de nuevo llegó el break y con él muchas dudas en la pareja que vió como Tolito y Tito se volvían a poner 4-0 arriba. La actitud de Fede y Gonza fue siempre positiva pero en esta ocasión, les fue imposible la remontada.

Aguirre-Allemandi en el octavo juego aprovecharon sus dos bolas de partido para proclamarse campeones.

 

Allemandi estrena título en APT y se notó en el grito de celebración con su compañero en el que soltó toda la rabia contenida.

Prometían emociones fuertes, y han cumplido. Han sido la mejor pareja del Oeiras Open y todo augura que Tito y Tolito van a vivir su luna de miel en los próximos torneos. Hungría espera con muchas cuentas pendientes.