El APT Mérida Master a ritmo de samba con Julianoti-Flores

Stefano Flores y Julio Julianoti escribieron su nombre en la primera página de la historia del American Padel Tour. Los brasileños se proclamaron campeones del Mérida Master venciendo en dos sets (6/1 6/4) a los argentinos Nico Egea y Matías Gutiérrez. Exitoso estreno del circuito que reunión a las máximas figuras del continente americano.

Flores y Julianoti llegaron a Mérida como los grandes favoritos y si bien cumplieron con los pronósticos no tuvieron un plácido recorrido hacia el título.

Hasta semifinales no habían encontrado su máximo de nivel y estuvieron a solo dos puntos de irse a casa en cuartos de final, cuando el paraguayo Samuel Miltos y el chileno Carlos Zarhi les tuvieron a maltraer durante más de dos horas y media, para luego ceder en el tie break del tercer set.

Recién en semifinales apareció la química de los número 1 de Brasil y fueron imparables ante los campeones del Master argentino, Federico Chiostri y Gonzalo Alfonso, a quienes derrotaron en dos rápidos sets 6-3 6-2.

Y luego, en el día histórico, el de la primera final APT, el domingo 19 de enero, salieron a comerse el mundo. Destrozaron anímicamente a sus rivales con un contundente 5/0 en apenas 20 minutos y a partir de ahí controlaron el partido a su antojo.

El Club Campestre de Yucatán fue testigo del primer torneo de la historia del American Padel Tour. Con jugadores representantes de seis países se disputó este Master en la ciudad mexicana de Mérida y los resultados no pudieron ser mejores, salvo por ese inoportuno episodio de semifinales, donde el argentino Cristian Ozan atravesó literalmente el cristal de la pista central.

Hasta la final llegaron brasileños y argentinos, Julianoti-Flores frente a Egea-Gutiérrez, quienes demostraron que hay calidad de sobra como para creer en este circuito. La final se la llevaron los brasileños, ante dos jugadores cordobeses que se unieron para este primer torneo y que serán grandes protagonistas en la temporada.

En las colmadas tribunas del club Campestre, los espectadores mexicanos disfrutaron de un espectáculo pocas veces visto en esas tierras. Apoyaron al ídolo “local”, Matías Gutiérrez, radicado en esta zona hace mucho tiempo. Se deleitaron con la magia del Tolito Aguirre, con la garra del Toro Miltos y con la clase y elegancia de Julio Julianoti.

Mérida ha sido el primer paso, el que abrió el camino a una extensa temporada que continuará dentro de un mes en Acapulco, en uno de los torneos más importantes del año. El Master se jugará en las instalaciones del hotel Princess, en la misma semana del Abierto de Tenis más importante de México. El pádel americano se expondrá en el mejor escaparate y es una cita que nadie se querrá perder. American Padel Tour ya está en marcha…