Hora de juego en Mérida Master

American Padel Tour ya es una realidad y su primera edición en la ciudad de Mérida está rodando. La fase final del primer torneo del circuito comienza mañana con la disputa de los dieciseisavos de final y la gran expectativa de ver en acción a nuevas parejas.

Luego de los cruces que deparó el sorteo y con el cuadro ya en sus manos, cada binomio comenzó a analizar y planificar lo que deberán enfrentar y la manera de cómo sacarlo adelante. Desde mañana hay que llevarlo a la práctica en las pistas del Club Campestre de Yucatán.

Por la parte alta del cuadro se encuentran los preclasificados n°1 de esta gran cita, los argentinos Santiago Frugoni y Matías del Moral, que se reencuentran como pareja luego de hacer una gran temporada 2019 en el circuito AJPP para luego separar sus caminos al realizar giras por europa con distintos compañeros. Hoy, el destino los volvió a unir y buscarán recordar esos momentos de gran padel con los que dominaron durante un período el mayor nivel del circuito profesional argentino.
Claro que no la tendrán nada facil, la primera cita APT cuenta con los mejores exponentes del continente, como es el caso del actual n°1 de Argentina, Pablo Nicolás Egea, que dirá presente junto a Matías Yoyo Gutierrez, y que pueden ser un hueso duro de roer en los cuartos de final para los máximos preclasificados.

Ya desde octavos de final, por el beneficio de salir entre las primeras 4 parejas preclasificadas por ranking FIP (es el que se utilizó para ordenar a las parejas hasta contar con el ranking oficial APT-CAPF), se encuentran los brasileros Joao Pedro Flores y Matheus De Avila, pareja de elite del circuito RG y que llega a México con las mejores expectativas de dar ese salto al plano internacional.
Quienes buscarán impedir esto en un hipotético cruce de cuartos de final serán Leonel Aguirre y Cristian Ozan, los talentosos argentinos que conocen muy bien tierras méxicanas y que hace poco tiempo tuvieron a maltraer a Lucas Bergamini y Juan Restivo en un disputadísimo cotejo que se definió en 3 parciales.

Por la parte baja del cuadro podrían darse los enfrentamientos más jugosos, de esos que dejan al público con la boca abierta y las manos enrojecidas. Por dicha zona quienes parten como adelantados como pareja 2 y 3 respectivamente son los actuales n°1 de Brasil y máximos candidatos a llevarse la corona, Julio Julianoti y Stefano Flores; y los también n°1 argentinos y actuales campeones del master AJPP, Federico Chiostri y Gonzalo Alfonso. Dos parejas del máximo nivel americano, arduos dominadores cada uno en su país y que, apriori, pueden ofrecer el partido más interesante de observar en el torneo en semifinales, dado que actualmente son los 2 binomios mas en forma del continente por lo demostrado en el segundo semestre de la pasada temporada.
Claro que parejas de la envergadura de Juan Manuel Argañaras (top ten argentino) y Matías Almada o Samuel Miltos (n°1 de Paraguay) junto a Carlos Zarhi (n°1 de Chile), buscarán dar el batacazo para posicionarse en las instancias finales dado que tienen armas y potencial tanto físico como padelístico para hacerlo.

Quienes no se perderán esta oportunidad de codearse con los mejores exponentes del padel del continente serán las parejas locales, para quienes es una fantástica oportunidad de medirse y torneo tras torneo con el ritmo de competencia ir acercándose al nivel de las mejores figuras.

Las cartas están echadas, es hora que las fichas empiecen a moverse a partir de este juevs y que el juego comience. A disfrutar, de que el padel volvió a sus raíces y llegó para quedarse.

Escribe: Esteban Genoud