American Padel Tour… volver a las raíces

En cualquier aspecto de la vida un ambicioso y enriquecedor proyecto genera nuevas ilusiones, renueva expectativas. Más aún si este mismo aterriza con el claro ideal de jerarquizar, modernizar y expandir nuestro querido deporte en el continente americano, ese mismo donde todo comenzó, para luego día a día ir creciendo hasta transformarse en el fenómeno que es en la actualidad.

Bajo ese legado, y con mucha convocatoria, desembarcará, bajo la dirección y organización de Monte Carlo International Sport, la primera etapa del AMERICAN PADEL TOUR en la ciudad de Mérida (México), a partir del 13 de enero con los mejores exponentes del continente.

 

 

Como la cita lo amerita, contará con la presencia confirmada de binomios que asegurarán prestigio, espectáculo y calidad deportiva. Dirán presente: la actual pareja n°1 del ranking profesional argentino AJPP y recientes campeones del Master Gonzalo Alfonso y Federico Chiostri, los ya también reconocidos Leonel Aguirre y el puntano Cristian Ozan, y los talentosos números 1 de Brasil Julio Julianoti y Stefano Flores, entre otros.

A ellos, se le sumarán el actual n°1 de Argentina, Nicolás Egea junto a Matías "Yoyo" Gutierrez, y por si faltaba algo más para redondear la elite del pádel sudamericano, buscarán campeonar en tierras mexicanas Samuel Miltos y Carlos Zhari, actuales n°1 de Paraguay y Chile respectivamente.

Junto a los ya consagrados y reconocidos jugadores mencionados anteriormente se destacan la presencia figuras de renombre histórico como Mariano Lasaigues, Ramiro Nanni y Luciano Soliverez, entre otros. Además, habrá parejas locales con jugadores destacados en pleno crecimiento, y que dicho circuito les aportará la competencia necesaria para continuar su carrera ascendente.

La mesa está servida. Las expectativas son muy grandes. Veremos qué cruces nos depara el sorteo del próximo jueves 9 de enero.

A partir del 14 de enero habrá muchos jugadores en busca de su sueño, pero el máximo ganador será uno solo: EL PADEL, que vuelve a sus raíces y está de fiesta.

 

Escribe: Esteban Genoud