Oliveira y Rocafort sueñan a lo grande

Tras el triunfo obtenido en su debut en el circuito APT Padel Tour, proclamándose campeones del Bélgica Open, el portugués Miguel Oliveira y el español Cayetano Rocafort se trazan como objetivo estar en lo más alto del ranking. 
En Lieja debutaron como pareja y llegaron con algo de incertidumbre, pero estuvieron a la altura de las expectativas coronando la semana de la mejor manera a pesar de las dificultades. “Ganar en Bélgica fue muy especial. He tenido un 2020 difícil, un inicio de pretemporada complicado y haber obtenido mi primer trofeo internacional me dejó muy contento y motivado para seguir haciendo lo que más me gusta que es jugar al pádel”, expresó Oliveira, quien fuera sub campeón mundial por parejas en Cascais 2016. 
Por su parte, Rocafort, que desde hace dos años está radicado en Suecia donde ocupa la primera posición del ranking, dijo que el circuito APT será una prioridad para él. “Queremos  jugar todo lo posible si se respeta el calendario por el Covid. Creo firmemente en APT como el circuito de pádel a largo plazo y nuestro objetivo para este año es llegar a ser número 1 en el ranking”.
Recuperado de las lesiones que lo tuvieron a maltraer y lo forzaron a dejar de competir durante más de 2 años, el campeón absoluto con la selección Andaluza en numerosas ocasiones se siente en su mejor estado de forma de cara a lo que viene. “Estoy con muchas ganas luego de haber pasado por muchos altibajos. Sabemos que los desafíos que se vienen serán muy exigentes y para sacarlos adelante tendremos que dar nuestra mejor versión”, explicó.

Las ganas de jugar contra los mejores de América
Los europeos están motivados con la próxima cita  programada en Argentina, si las condiciones sanitarias lo permiten. Saben que allí estarán los mejores y que será una buena prueba para medirse. “Será una fecha muy importante y por supuesto que nosotros queremos ser competitivos y pelear de igual a igual con cualquier pareja. Tenemos nuestras armas y nuestras ambiciones. Será muy interesante ver como salen los cruces contra los mejores jugadores americanos”, afirmaron los campeones del primer torneo en tierras europeas.
Oliveira, campeón nacional de Portugal en múltiples oportunidades relató haber arrancado a jugar “de grande” a los 23 años y no haber transitado la etapa de menores por lo que “le falta la escuela de pádel”. Admitió, entre otras cosas, que a pesar de eso tuvo la suerte de progresar rápido y que sabe del potencial del semillero americano que aporta nuevas figuras que ya mostraron lo que tienen para dar en las primeras pruebas en Paraguay. “Me alegro del nivel que tienen los jóvenes, cada vez juegan mejor y pueden hacer vida profesional con el pádel. Eso es bueno para el deporte y me pone feliz. Les veo un futuro brillante y ojalá también se consiga hacer esto en Portugal y en varios países de Europa”.
Oliveira y Rocafort, los reyes de Bélgica que quieren tener la posibilidad de enfrentarse cuanto antes a los mejores del continente americano.