Los belgas mandan en su casa

Gardier-Géens y Crasson-Peeters, dos de las parejas belgas participantes, han causado sensación en sus debuts y se han colado entre las ocho mejores parejas del Bélgica Open. Cardier y Géens eliminaron a los españoles y primeros cabezas de serie, Diego Simón y José Pedro Montalban.
En las instalaciones del club Bayards Sports de la ciudad de Lieja se desarrolló con sorpresas la jornada de los octavos de final del Bélgica Open. 
Difícilmente los anfitriones Gardier y Géens olviden esta semana de sus cabezas por largo tiempo. Primero por recordarla como la primera vez que un torneo internacional de gran magnitud pisó su tierra y segundo por la gran victoria en su debut ante la pareja número 1 del torneo Simón-Montalban, los jóvenes de 18 años que habían dejado muy buenas sensaciones en Paraguay, lo que les permitió partir desde la posición de privilegio en el primer torneo en suelo europeo.
Con parciales de 6/2 5/7 6/3 aprovecharon alguna que otra merma física de Montalban y dirán presentes en la jornada de cuartos en la pista central del Manége de la Caserne Fonck.
Por su parte, sus compatriotas Crasson y Peeters necesitaron sólo dos sets (6/4 6/0) para eliminar a los suizos Till Gygax y Valentin Wenger.
Otro gran triunfo consiguieron los franceses Maxime Moreau y Jérome Inzérillo ante los jóvenes argentinos Valentino Acosto y Santino Giuliani. Tras un primer set muy igualado que se definió en el tie break, los galos fueron una máquina en el segundo certificando el pase a cuartos de final con un contundente 6/0.
Los también franceses Adrien Maigret y Benjamin Tison estarán también en la siguiente ronda ante la ausencia de los portugueses Francisco Ramos y André Maia, quienes no pudieron viajar a Lieja.