Crasson y Peeters, los anfitriones en Lieja

El jueves 15 de abril quedará marcado en su carrera deportiva. Será el día de su debut en el Bélgica Open y en el circuito APT Padel Tour. Un día muy especial para la pareja número 1 del pádel belga: Guillaume Crasson y Jerome Peeters.
Los representantes del seleccionado nacional belga en el mundial de Paraguay 2018 viven esta aventura con muchísima motivación ya que es la oportunidad de disputar por primera vez un torneo internacional en su país, algo impensable hace muy pocos años.
“Es una gran oportunidad para nosotros jugar el primer torneo de padel profesional e internacional organizado en Bélgica. Tenemos la chance de jugar un torneo aquí a pesar de las restricciones, así que lucharemos por ello y haremos nuestro mejor esfuerzo”, expresó ilusionado Jerome Peeters
Su paso por APT Padel Tour no será esporádico ni un hecho aislado. En el Bélgica Open darán el puntapié inicial en un circuito que los tendrá como participes asiduos de diferentes etapas a lo largo de la temporada: “Queremos jugar los otros torneos que se hacen aquí en Europa. Para nosotros es una buena experiencia jugar torneos como el de ahora porque aquí en Bélgica nos conocemos muy bien. Con este tipo de competición tenemos la oportunidad de jugar contra otros jugadores de otro nivel y eso nos hará crecer”, declararon con muchas expectativas. 
A la hora de hablar de la importancia de la profesionalización del deporte en países donde aún no está muy desarrollado coincidieron y fueron contundentes: “Los jugadores de la selección de Francia o Italia o algunos de los destacados holandeses son jugadores profesionales. Aquí en Bélgica deberían considerarnos jugadores semi profesionales porque todos tenemos un trabajo. Tenemos que arreglárnoslas para entrenar y conseguir dinero para viajar. No tenemos entrenador por ejemplo. A pesar de eso estamos motivados por enfrentarnos con las mejores parejas europeas”, agregó Peeters.

Lieja, una ciudad muy especial
Lo de ser locales va por partida doble ya que ambos nacieron en Lieja, ciudad sede del primer torneo APT Padel Tour en tierras europeas. Guillaume Crasson hizo énfasis en lo importante que puede llegar a ser este evento de cara al futuro para el pádel de su país. “Es una gran oportunidad para el pádel en Bélgica. Espero que este evento permita que este deporte se desarrolle cada vez más aquí, especialmente a nivel profesional y también para los jugadores más jóvenes”. 
Mas allá del mote de números 1, las presiones no harán mella en los favoritos locales. Crasson y Peeters hicieron hincapié en ir partido a partido y disfrutar más allá de los resultados: “Cada partido jugado será una buena experiencia. Los dos estamos muy motivados para jugar este torneo. Intentaremos hacer nuestro mejor esfuerzo y jugar al más alto nivel que podamos”.
Comienza una semana muy importante para ellos y sus miradas están puestas en el debut del próximo jueves en la pista central de Manége de la Caserne Fonck, donde se enfrentarán en el primer turno de los octavos de final a los suizos Till Gygax y Valentin Wenger